Por Hugo Gutiérrez – Martes 10 de marzo de 2015

Muchos se preguntan por qué Ugo Ruiz, su C-4 o su Policía, no se percataron de que el Z-42 dormía en Fuentes del Valle, en San Pedro.

Pero no se nos olvide que además ahí detuvieron a criminales del Cártel de Los Beltrán Leyva durante el sexenio de Mauricio Fernández, que incluso trabajaban para el “Grupo Rudo” del alcalde en turno.

De hecho, Alberto Contreras Mendoza “El Chico Malo”, identificado por el propio Mauricio Fernández como su “informante”, fue detenido en la misma colonia que el Z-42, a unos metros de la casa de éste y hace exactamente cinco años.

Pero entonces muchos ni siquiera se preguntaron: ¿Por qué un alcalde tenía como informantes a criminales de Los Beltrán Leyva?

La verdad es que desde la Guerra del Cártel del Golfo con Los Zetas, nació una alianza entre éstos y Los Beltrán Leyva para defenderse de los golfos y del Cártel de Sinaloa.

Y todavía hay gente ligada a Los Beltrán en San Pedro, quienes seguramente protegían al Z-42, hasta que Los Zetas les dejaron un cadáver decapitado en la Arena Monterrey durante la presentación del músico sinaloense El Komander.

Fue entonces que la protección al Z-42 debió romperse y los mismos Beltrán Leyva habrían informado a la Policía Federal del paradero del líder Zeta.

Por ello, el que todavía hay crimen organizado en San Pedro no es novedad. De hecho, a Mauricio Fernández la PGR ya le reactivó una investigación por aquellos hechos.

Pronto podría haber más novedades al respecto.